Las palmas de mi infancia

palmarCuando cursaba mis estudios primarios (sépase que han pasado bastantes años jajajajajaja) para ir hasta la escuela debía recorrer una distancia grande, pero entre los juegos con el resto de los niños del barrio y  las travesuras, la distancia se acortaba de una forma increíble.

Lo cierto es que a todos nos gustaba hacer ese recorrido juntos, y más de una vez el juego de los escondidos se hizo en un inmenso palmar que rodeaba una finca, que en años posteriores pasó a nombrarse como El palmar de Santa Damiana.

Lo cierto es que aquellas palmas ejercían una fascinación entre nosotros, quienes  creíamos que de forma mágica aparecieron en ese lugar y que hasta los muertos se escondían en ellas para asustar a la gente por  las noches.

De día era otra cosa aquella amplia extensión de tierra rodeada de palmeras, tenía un toque romántico y algunos besos furtivos encontraron cabida en los lugares más alejados de la gente, fundamentalmente en la zona cercana al río.

Al crecer, el antiguo palmar de Llevada, ( que así lo llamó su dueño) siguió  teniendo la misma fascinación para mí y no hay ocasión que pase cerca de él, que no me invada la nostalgia por los juegos de la infancia, por nuestra ingenuidad, por la belleza del paisaje y por la cubanía de esas palmas, que son también mías aunque las haya plantado otro.

palmas1

Anuncios

3 thoughts on “Las palmas de mi infancia

  1. Recordar, recordar; a mi siempre los recuerdos me compañan, quizas porque tengo la posibilidad de tantos.

    La infancia en la que anduve, esos caminos, mas de una vez; los tengo presente, por suerte muchas de esas palmas estan aun vivas. Creo hago honor al que las sembro, porque dejo un legado de su paso por este mundo.

    El palmar, ese palmar, es una de las cosas que qe queda en ese lugar de las viejas. Pienso que algunos vestigios de lo que fue el llamado “Camino Real” de Santa Damiana, que era de piedras aun se puede ver algo. Todo lo demas ha ido desapareciendo con el tiempo.

    Quizas uds. los mas jovenes podrian hacer una “memoria” de ese lugar y seria util.

  2. Gracias Fernando por tu comentario, es cierto que recordar es volver a vivir y los sitios que marcaron nuestras vidas en la infancia siempre quedan grabados en la memoria.

  3. Hola Isa,,pasaba por aqui rapido y quise dejar un saludo y un enorme abrazo para tì…, como siempre es muy lindo lo que escribes Amiga…
    Muchas Gracias, Andrea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s