De fiesta

madre-e-hijaHoy mi hija cumple 18 años y su felicidad es grande, pues sus metas van en ascenso y tiene la dicha de tener una familia pequeña pero hermosa.
Para Ady sus amigos son eje fundamental de su vida, quizas porque es hija única y comprende que para cualquier dolor la amistad es un remedio seguro.
Tengo la dicha de tener este tesoro que llena mi vida de cosas hermosas, por eso me marcho a mi casa a compartir lo que queda del día con ella.

Felicidades hija mía, mi tesoro, mi oasis.