La elección

pulgosoMi perro fue el que me eligió a mí, no yo a él, como la mayoría de la gente piensa. Llegó una mañana cualquiera enamorado de mi perrita Lucy y decidió quedarse para siempre. Mi hija dice que quizás le gustó la sombra de los árboles o el revoloteo de las mariposas, pero sé que el motivo principal fui yo.

Pulgoso, por que así lo llamé desde el primer día, permanecía rondando la casa hasta que una noche sentí lástima y le eché comida en el patio. Su largo hocico olió mi mano, mis piernas y fue como si me hubiera conocido de toda la vida.

Ahhh , que por qué lo llamé por ese nombre? Pues, los huesos de su esqueleto se veían sin necesidad de rayos x y toda su piel estaba llena de pelados y rozaduras. Sigue leyendo

La leyenda de Pegaso

pegasoAdoro la mitología griega y ese amor nació mientras estudiaba licenciatura en Español y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico de Pinar del Río, allí tuve los mejores profesores del mundo, recuerdo con especial cariño a Haymé Rivera, Nery Carillo, Teonila Álvarez, Idalberto Rogríguez, y el profe de Psicología Pulido, quien merece una crónica aparte. Sigue leyendo