El tiempo, ese ser invisible

Comienza un nuevo año, 365 días, en los que el reloj avisa la hora de levantarnos, de ir a la escuela o al trabajo, de comer y dormir, en fin de realizar  las tareas cotidianas.
   Porque el tiempo no solamente rige las actividades del hombre, sino su mismo ser. De las abstracciones de la ciencia, es lo que más a menudo mencionamos. Se detiene o se nos va, podemos ahorrarlo o perderlo, gastarlo o desperdiciarlo. Sigue leyendo