Con energía positiva

Una actitud entusiasta ante la vida, le aporta al ser humano potencialidades infinitas para afrontar todo tipo de problemas amorosos, familiares y laborales, porque adquiere una fortaleza interior que le permite sobreponerse con mayor facilidad a cualquier contingencia adversa.

Esto ocurre porque quien posee la cualidad de mirar la vida con optimismo tiene una empatía que le gana afectos; su compañía resulta grata a quienes le rodean. Son personas que encuentran y disfrutan lo hermoso de la existencia y no pierden el tiempo en lamentarse por nimiedades que nada les aportan.

Son gente de mirada limpia y sonrisa fácil. Conocen el secreto de revertir pesares, neutralizar tristezas y convertirlas en alegrías, sin que su interlocutor apenas se percate del beneficio de su influencia.

No tienen que ser seres superdotados, ni de una inteligencia por encima de lo normal. Su cualidad suprema es encontrar el secreto de la alegría de vivir y multiplicarla a su alrededor.

La mayoría de los cubanos son portadores de esa energía positiva que les hace capaces de alcanzar victorias en diversos campos: porque el optimismo y la fe en sí mismo y en cada una de las conquistas de la Revolución engrandecen a este pueblo.

Existen algunos –excepciones como en toda regla– que encuentran obstáculos en cada tarea que emprenden, viven amargados e intentan imbuir de su energía negativa a los pocos que les rodean, porque tamaña compañía no resulta nada fácil soportarla y la soledad les hace sentir peor y ser más desagradables aún.

Poco a poco se aíslan y, cuando vienen a darse cuenta, se van enredando en fárragos de palabrerías huecas que a nada conducen y les van minimizando como trabajadores, estudiantes y miembros de esta sociedad. No hay tarea fácil para ellos, todo es complejísimo y, además, inútil; y se dedican a girovagar por el centro de trabajo, hasta que les llega la sanción merecida.

La negatividad se va acrecentando, aunque muchas veces su deterioro lo detiene uno de sus compañeros quien, con afabilidad, va ganando su simpatía.

Es esta un arma infalible para eliminar cualquier tipo de resquebrajamiento a esa unidad indispensable en cada colectivo laboral, estudiantil y hasta en un núcleo familiar, donde no hay cabida para quienes contemplan cuanto les rodea desde un ángulo erróneo, buscándole manchas hasta al Sol.

Cuando llegan a este extremo, la única solución es descaracterizarlos y ponerlos en ridículo por resultar anacrónicas tales conductas en una sociedad que reclama el esfuerzo aunado de todos que no puede desviarse de su senda por puntos de vista irracionales.

Estos modos de pensar podrían ubicarlos en la mirilla de un enemigo que se agazapa y, con sutiles maniobras, busca acercarse a quienes consideran presas fáciles de atrapar para involucrarlos en un laberinto sin salida.

Lo importante es no dejar aflorar esas energías negativas, y colmar la vida con los sentimientos que identifican a nuestro pueblo mundialmente y le han hecho acreedor del respeto y la admiración de la humanidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s