Explosión de son en concierto de Los Van Van

Los catadores del soneo afrocaribeño se dieron un banquete anoche en el concierto de Los Van Van en el Coliseo de Puerto Rico, en Hato Rey.

Versos y musicalizaciones improvisadas de más de siete minutos fueron sólo el aperitivo para el volcán de salsa que chorreó en cada rincón del receptáculo, lleno hasta un poco más de la mitad en su versión reducida y convertido en una pista de baile sin lugar para el descanso, no exenta de olores como el sudor, el sicote y el malaliento de quienes se desgalillaron acompañando a los cantantes.

“No sé por dónde empezar, pero, ante todo, darles las gracias a Dios y a todo lo que existe porque, después de una ausencia de más de 10 años, contamos con el sentimiento de Cuba a Puerto Rico, y de Puerto Rico a Cuba”, expresó el vocalista Miguel Ángel Rasalps “El Lele” cuando la agrupación cubana hizo su entrada al escenario a las 9:00 de la noche  entre una iluminación juguetona y un audiencia  lista para alzar sus manos y menear sus caderas como si aquella fuera la última vez que bailarían en la vida.

La alegría, un denominador común en el show, se sumó al énfasis del fraternalismo entre esos dos países para generar un ambiente de celebración de principio a fin en el que la naturalidad fue elemento clave. A cada rato, los intérpretes conversaban con los músicos en pleno escenario sin que se afectara un ápice de calidad en la presentación musical.

“Quiero agradecer a Gilberto Santa Rosa, a NG² , al percusionista Sandy García, a Víctor Manuelle, al Gran Combo y a todos los boricuas que nos han dado un cariño inmenso”, continuó El Lele en una lista a la que Mayito Rivera añadió los nombres de Olga Tañón, Andy Montañez y Jerry Medina. Estos últimos sorprendieron al subir a la tarima, respectivamente, en los números Anda, ven y muévete, Ven, ven, ven y La cabeza mala.

Cada una de las 15 canciones se desbordó en soneos y provocó que se desatara la cadencia en el público. Pero en Me mantengo y Ampárame, esas reacciones llegaron a su punto más intenso. La gente bailaba y coreaba hasta entre los espacios que separan las secciones de escaleras del Choliseo.

Asimismo, la cantante Yenny Valdés enamoró con su furia en  Después de todo, un toque femenino que realzó la invitada Vanessa Formell, hija del director Juan Formell. La rubia solista integró el verso Yo te quiero, Puerto Rico a sus intervenciones, lo que motivó a los presentes a alzar sus banderas de este país y Cuba, y hacer juntos una gran ola.

Sin embargo, el rasgo que seguramente dejó una huella más marcada en este concierto estribó en las letras y melodías que allí se difundieron. Apoyadas en la energía interpretativa de Los Van Van, éstas recalcaron la importancia de defender las raíces afroantillanas y otorgarles el respeto que se merecen.

Rico repertorio

1 Arrasando
2 Popurrí de los años 70
3 Aquí el que baila gana
4 Después de todo
5  Me mantengo
6 Si no te quieres tú
7  Anda, ven y muévete
8 Que no te dé por eso
10 Ampárame
11 Azúcar
12 Tú a lo tuyo, yo a lo mío
13 Anda, quiéreme
14 Somos cubanos
15 Ven, ven, ven
16 La cabeza mala
17 Popurrí de éxitos de Los Van Van

Por Héctor Aponte Alequín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s