Otro atardecer llamará a mi puerta

Atardecer en Pinar del Río
Atardecer en Pinar del Río

Una sensación de calidez me abraza el alma, un leve suspiro me roba las palabras y el silencio parece indestructible aún más cuando se opacan los sentidos frente a la belleza de un atardecer.

Al tiempo, con los últimos destellos de luz, la ciudad despoja de miedos, furias y tentaciones cada una de sus calles. Pareciera entonces que un viejo astro desangrara un caudal de colores cual prisma sobre balcones, techos, y habitantes todos, para renacer en alborada con el fuego inédito de un ave Fénix.

Una sensación de calidez me abraza el alma, los tonos cálidos de rojos, naranjas, amarillos, y magentas devuelven ahora el recuerdo de un viaje pasado, y pintan lacrimosos otro mañana incierto. No importa cuánto suceda desde hoy, pues el júbilo me tomará por sorpresa nuevamente. Porque bien sé que otro atardecer llamará a mi puerta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s