Atención vuelve el gorilismo

La fauna simiesca volvió a la escena latinoamericana, ahora en Ecuador, cuando la policía se ha sublevado porque se vio afectada en sus beneficios económicos, aunque lo raro es que ha sido una acción muy coordinada para ser casual.

Los policías agredieron al presidente constitucional Rafael Correa y otros grupos del ejército tomaron aeropuertos, mientras algunos Diputados de la oposición niegan que haya un golpe de estado.

Precisamente esos antecedentes son los que más autentifican un golpe, porque mientras eso ocurre por una red social una colaboradora nos informó que “han subido a las montañas del Pichincha algunos uniformados y quieren cortar la señal de canales locales.”

El mandatario Rafael Correa acusó inmediatamente a los sectores opositores y de las Fuerzas Armadas cercanos al ex mandatario Lucio Gutiérrez, quien ya ha hecho declaraciones contra el poder constitucional.

Una fuente de prensa extranjera publicó que “Unos 150 miembros de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) tomaron este jueves el aeropuerto internacional de Quito en rechazo a una ley del gobierno que eliminó beneficios a militares y policías, por lo que fueron suspendidas las operaciones aéreas, informó un vocero de la terminal.”

Mientras el jefe de las fuerzas armadas aseguraba que se mantenían fieles al Presidente y al pueblo, pero sin tomar acciones, lo que hace dudar si no demuestran lo contrario.

El Gobierno de los Estados Unidos por su parte estaba indeciso y un vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley se limitó a decir que “seguimos de cerca la situación”. Algo muy parecido cuando Honduras.

El canciller Bruno Rodríguez expresó en nombre de Cuba su más enérgico rechazo al golpe de Estado que se desarrolla en Ecuador y emplazó a Estados Unidos a condenarlo para no ser ‘‘cómplice”, según una declaración leída.

Ecuador ha tenido siete mandatarios desde 1997 y ahora atraviesa la crisis desatada por policías y militares de tropa y que el presidente del país, Rafael Correa, ha calificado de “intento de golpe de Estado”.

Evidentemente ellos no contaron con el valor del joven presidente, quien les espetó: “Señores si quieren matar al presidente, aquí está, mátenlo si les da la gana, mátenlo si tienen poder, mátenlo si tienen valor en vez de estar en la muchedumbre cobardemente escondidos”, y seguidamente se aflojó la corbata y el cuello de la camisa.

El presidente Hugo Chávez está entre los que con más energía también llamó a respaldar a Rafael Correa y sobre la acción de la OEA dijo que ese organismo “sólo sirve para reunirse” y es “impotente para esta situación”. “Más allá de golpes de pecho ahí (OEA) no hay nada que buscar”, precisó.

Sin embargo UNASUR ha tomado un papel más protagónico y los presidentes que lo integran se reunirían de urgencia.

Las próximas horas son decisivas para saber el alcance del golpe, quienes desde adentro de Ecuador y desde afuera están detrás de su planificación y como el pueblo podrá revertir la situación.

Ya se habla de un muerto y 50 lesionados, cifras que pueden aumentar por la ferocidad de los gorilas que actúan en bandas en situaciones similares, alejados de los principios de la civilización.

Los medios de prensa internacionales ya dan sus versiones de acuerdo a sus intereses profesionales y económicos, lo que no hay dudas es que se trata de un golpe, porque la coordinación del levantamiento denota que fue preparado con antelación.

Cortesía del periodista Ramón Brizuela Roque

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s