¿Conflicto generacional?

Sin llegar a una contradicción antagónica, ni ser la fundamental, la oposición entre jóvenes y “viejos” se manifiesta en menor o mayor medida en cualquier centro laboral. En conversaciones informales pueden oírse frases como “este muchacho cree que se las sabe todas”, “piensa que tiene la última”, o “este viejo está chocheando, debía de retirarse porque ya está estorbando..”
Existen profesiones, actividades y oficios que exigen de seres humanos con determinados requerimientos físicos y edades vigorosas, pero eso no significa que quienes no satisfacen esos requisitos sean relegados.
Tampoco puede subestimarse el valor de la juventud. Se necesitan jóvenes para sustituir a quienes por razones naturales tienen que cesar en sus funciones.
Los más entrados en años deben recordar que en una época fueron adolescentes, menos maduros y arribaron a la edad laboral con motivaciones, aspiraciones, deseos de hacer cosas novedosas, con sueños.
Los menos añosos jamás deben pensar que nunca llegarán a la tercera edad o que tendrán una longevidad feliz en la que su fuerza juvenil se eternizará.
Quien rechace al anciano se rechazará a sí mismo en el futuro.
Datos históricos revelan que muchas veces la vejez en el pasado se revistió con una aureola de prestigio, por eso elegían a los líderes de pueblos entre los mayores, a los cuales se les suponía con una sabiduría superior.
La experiencia y la inteligencia suplen con facilidad la frescura que ya no poseen quienes peinan canas y exhiben el rostro arrugado. Su poder le viene más de la razón y de la usanza que de la fácil conclusión de unas facultades exuberantes.
Los bisoños quieren triunfar; los mayores, que se les tenga en cuenta. ¿Quién se atreve a negar la armonía entre unos y otros? Esta puede existir siempre y cuando se practique el “arte de ceder” sin tolerancias extremas. Sólo así se garantiza la convivencia generacional.
Compartir con los jóvenes rejuvenece y aprender de los “viejos” enriquece.
Nadie tiene derecho a considerarse mejor por pertenecer, de manera natural, a un grupo social. Necesitamos a los demás para definir lo que somos. La solidaridad permite la existencia de todos.

Anuncios

One thought on “¿Conflicto generacional?

  1. Pienso que el conflicto generacional es parte de la naturaleza humana, pero tambien en ello influyen mucho ciertos conceptos atrevidos por cierto; me recuerdo de que alguien (no dire quien) hablaba en esto tiempos de la heroica juventud, me parecio que el titulo era una especie de fanfarria, que salia de limites y mas populista que otra cosa, me apenaba que estuviese en boca de quien lo decia. Entendi que habia un termino “politico” mas bien.

    En Cuba donde tenemos varias generaciones empenadas en llevar adelante un proceso “chocamos” con muchas cosas; Los viejos que hiceron la Revolucion, con meritos supermerecidos con muchos reconocimientos, los que vinieron despues, que soportaron sobre sus hombros la pesada carga de un proceso – de la que no hablare, quizas por etica, y una nueva generacion.

    No creo que a veces lo jovenes se “crean” nada, lo que pasa que el poco reconocimiento, de las propias autoridades ha hecho que la generacion del medio se quede “medio desvalida”. Toco a esa generacion de en medio, no tener nada mas que llevar adelante el sueno, que nos hizo acompanar a los de antes, pero que a la larga sufrimos de muchos sinsabores…

    Yo creo que los viejos debemos dar paso a los jovenes y si dudamos de ellos, pues algo nos fallo, que pena…Se que los mas viejos no fallaron con la generacion de en medio. NO hare recuentos, porque la historia esta ahi.

    El problema es que tambien se duda mucho de la fuerza de los jovenes y si estan preparados para llevar o dar continuidad al sueno, de lo que ocurra, a la larga sera responsabilidad, de los mas viejos y de los de en medio, que no supimos educar a nadie.

    Los conflictos de hoy no solo son en un centro de trabajo, o de estudios, tambien lo son entre padres e hijos. Los hijos muchas veces escuchan menos a los padres que a los demas, habria que preguntarse si tambien hicimos lo mismo nosotros.

    Me resulta a veces decepcionante que en el caso de algunos dirigentes, aupados algunos de ellos y en los cuales “se confio”, hicieran quedar tan mal a sus educadores. Los hijos tambien a veces nos hacen quedar mal…Aunque no me quejo de los mios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s