Marcando la diferencia

Amaneció con un frío inmenso, quizás el frío estaba alojado en su alma desde tiempos inmemoriables, desde que se sentía la oveja negra de la familia y aún no lograba tocar la mesa con sus manos.

Era historia vieja pero latía como si las heridas fueran recientes. ¡Se curaría algún día!.

En esa búsqueda encontró refugio en su novio y después pasó a noches de parrandas infinitas, bebidas, drogas, luces fugaces, dinero fácil y ese pensamiento recurrente, esa necesidad de un beso en la mañana, de un desayuno antes de partir a la escuela, de saber que existía para alguien, que no era solo una silueta en la oscuridad de la casa.

Fue fácil dejar de existir, de reconocerse, no pertenecía a nadie, no se veía a sí misma. Con el paso del tiempo jamás un espejo. Ese cuerpo era una imagen fantasmal que otros desentrañaban a su antojo  en cualquier lugar, sin tarifas fijas, en la frialdad de la noche, en el oscuro saguán, en la desconocida habitación.

Se dejaba arrastrar sin voluntad por todos los vericuetos de los vicios, poseía y era poseída sin jamás pensar, sin metas, solo con ese desarraigo en las entrañas que quizás no terminaría nunca.

Cayó cada día más hondo, sola y  rodeada de gente, no podía caer más bajo.

La mañana se presentaba diferente, el mismo frío, pero un rayito de sol marcaba la diferencia. De repente el sueño recurrente de la noche se instaló en su recuerdo y le decía claramente: Lograste sentarte a la mesa, puede que después llegue la familia…

*Dedicado a un ser humano, real, tangible …… para que encuentre el necesario camino hacia la luz.

One response to “Marcando la diferencia

  1. Lamentablemente Isa, así sucede a diario con personas que desaparecen fugaces ante una mañana indiferente o carencias de esperanza. Cuánta falta harían muchos de esos rayitos de sol para despertar tantos caminos dormidos, tantas almas olvidadas y tantas penas ausentes. Una sola mano amiga bastaría para marcar la diferencia que queremos ver.
    Un beso, y continúa escribiendo así para todos tus lectores digitales…
    Ariel…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s