Mi ángel de la guarda

Hoy fue un día común, remoloneé en la cama, desayuné y algunas frases intercambiadas con mi hija me pusieron a pensar en aquellas personas que de una manera u otra conspiran secretamente para hacerte feliz.Una amiga llama a esas personas “ángeles de la guarda” y tiene toda pero toda la razón.

Yo tuve un ángel que vivió conmigo 43 años, se mantenía pendiente de que no me escapara al río, que hiciera las tareas, que mi pelo estuviera sedoso, que fuera feliz, que nunca me faltara nada espiritual, y tenía toda la paciencia del mundo cuando en la escuela unos bichitos molestos buscaban casita en mi cabeza, cuando me liaba a golpes con los chicos del barrio o cuando mis rodillas andaban arañadas de tantas travesuras.

 

Ella se las arreglaba para llevarme cargada a la escuela los días de lluvia o de frío, me dejaba disfrazarme con sus ropas y jugar a las escondidas por la noche. Inagotable su energía, almacenaba besos, mis dibujos, incluso los pequeños papelitos que le dejaba cuando me iba para la beca, y hasta los diplomas y reconocimientos que me entregaron en todas las enseñanzas los atesoraba en su escaparate.

Con el paso de los años mi angelito comenzó a cansarse, pero esperaba puntualmente mi llamada a las 12 del día, escondía de su nieta el maní que le llevaba y después decía que se lo habían comido, la imagen de algunas personas se fue de su mente pero yo… yo estuve instalada siempre en cada neurona.

Indiscutiblemente fue la mejor en su trabajo de ángel, pareciera que en ella estuvieran almacenados todos los sentimientos buenos del mundo. Tengo la absoluta certeza de que mi ángel se quedó en la tierra para protegerme. Quizás su fantasma aún ronda mi cuarto.

A aquellos que aún tienen esos ángeles rondando cerca les mando un consejo: antes de salir, antes de desayunar, antes de dormir… pasen cerca de esos ángeles y róbenles un beso, un abrazo. Pasen cerca y susúrrenle al oído: Te Amo.

5 comentarios en “Mi ángel de la guarda

  1. Si 🙂 un angel en toda la extensión de la palabra, y yo tambien tengo la fortuna de conocer a uno de los buenos, de esos que no se cansan y que persisten aun cuando todo el mundo deje de hacerlo, que sabe esperar y abrazar como nadie más, y cuyos besos curan hasta la herida más profunda de mi corazón.

    Un saludo desde http://lunare.wordpress.com/ ojala pueda pasar a dejar un comentario en mi blog, gracias de antemano.

  2. He leído tu mensaje, he visto tu blog, y me pareces genial, el amigo que he estado esperando todo este tiempo. Un beso desde Cuba.

  3. Bello esa crónica , es verdad q es el mejor ángel q alguien pueda tener suerte q la conocí , es mi abuela y madrina, estoy segura q a mi tampoco me abandona,aunq también tengo otro ángel, y ese ángel eres tú, te quiero.
    Tú Bebé.

  4. Me han emocionado tus palabras hija mía. Es bueno tener un ángel que sostenga nuestras duras batallas. Gracias por existir.
    Cruz del Sur te espero siempre en este Oasis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s