“La amistad es remedio seguro para cualquier dolor”

Un buen amigo está enloqueciendo con la enfermedad de su hija y me ha pedido que ponga en internet una carta donde solo pide a todos que oren por su hija, porque alivie su dolor. Mi blog no tiene estos fines pero me solidarizo con el dolor de esta familia, porque además pienso que “la amistad es remedio seguro para cualquier dolor”.

Amigos, hermanos, gente del mundo entero:

Si a alguien le parece que la publicación de este artículo con tal objetivo carece de sentido común, es ridícula o atinada, solo entonces me podrá comprenderme el día que tenga un familiar querido enfermo de cáncer en los huesos, en estadío final, agonizando, y gritando   por el dolor constante, como tengo yo a mi hija que en estas circunstancias ayer 6 de febrero me cumplió los 20 años de edad.

A los 18 años a mi hija  le diagnosticaron  Osteosarcoma en el húmero izquierdo después de un largo proceso de análisis y de haber sufrido intensos dolores hasta que se lo descubrieron en el hospital Frank País, posteriormente fue trasladada al INOR donde recibió tratamiento con quimioterapia y seguidamente le practicaron la cirugía conservadora el 17 de noviembre del 2009. En el mes de marzo del 2010 comenzó con una recaída recibiendo tratamiento con casi todos los analgésicos, incluyendo morfina, hasta que descubren que estaba haciendo una metástasis en el mismo brazo de la operación. El 10 de agosto se le realiza la cirugía amputándole el brazo con vaciamiento del ceno izquierdo. Lamentablemente desde ese momento las esperanzas de vida de mi hija se fueron agotando, ya no había mucho que hacer porque la enfermedad  avanzó demasiado y quedaron restos que no pudieron ser extraídos.  Meses después mi hija comenzó a hacer metástasis pulmonar, infiltración celebrar ..etc.…etc. hasta el momento que ya casi lo tiene generalizado. Está con oxígeno permanente, y  poniéndole 40 ml de Morfina cada cuatro horas y aún así el dolor es tan fuerte que estamos alternando con otros analgésicos. Desde hace aproximadamente un mes perdió el caminar, de la región abdominal para abajo no tiene reflejos, incluyendo el brazo derecho que todo parece indicar que también lo tiene afectado.

Mi hija tiene tantos esperanzas y deseos de vivir que a muchas personas le parece increíble, sus preguntas constantes entre lágrimas, sollozos y dolor giran alrededor de cuándo ella se va a poner bien, hasta cuándo tiene que seguir sufriendo, cuándo  volverá caminar.

Una vez más hoy mi hija me pidió que hiciera algo para ayudarla como otras tantas veces lo he hecho, que no la dejara sola, que ya no aguanta más el dolor, y es por eso que  tomé la decisión de pedir ayuda al mundo entero para que OREN por ella, para que me ayuden a recuperar la fe que ya no tengo a pesar de que pienso que nunca la voy a perder.

Les confieso que solo hacen cuarenta y ocho horas que una buena amiga, de esas tantas que ha sentido  mi sufrimiento como el de ella, me sugirió la idea de redactar este artículo a partir de una milagrosa experiencia personal, y también de alguien que en circunstancias parecidas a las mía lo hizo, convencido en que surtiría efecto, sobre todo porque tenía fe en la fuerza de la oración masiva y conjunta, en el poder divino que tiene Dios para curar.  Yo, un tanto perdido en la incertidumbre de si podía lograrlo o no, pero que sin embargo nunca antes vi tan de cerca  la mano de Dios a través de tantas personas conocidas y no conocidas que nos han apoyado y  dado ayuda de todo tipo en medio de esta tragedia, me decido a hacerlo desesperadamente, confiando en que también, un MILAGRO pueda salvármela.

Se que muchas personas están orando en sus casas y en sus Iglesias por mi hija, me dicen  que  Dios siempre escucha las oraciones de un padre, yo le pido incesantemente que me le alivie el dolor a mi hija, que me la salve, que me la deje vivir unos añitos más sin padecer, pero en cambio cada día ella va  para atrás, y sin embargo yo no le hecho la culpa de que no responda a mi llamado. Uno de los textos preferidos de mi hija que hay en la Biblia es el Salmo 2:1 “GEOVA ES MI PASTOR, NADA ME FALTARA” Ella confía ciegamente en su poder.

¡Esta es la última posibilidad que me queda  para recuperar la salud de mi hija, para salvarla, para al menos no verla morir en medio de ese cruel dolor!

POR FAVOR, CONFIO CIEGAMENTE EN LA SOLIDARIDAD Y LOS BUENOS SENTIMIENTOS DE LAS PERSONAS! ¡POR FAVOR, OREN POR MI HIJA, PIDANLE A DIOS QUE ME LA SALVE!

Eternamente agradecido

Orelvis Linares, padre

de Diana Linares Montenegro.

Anuncios

4 thoughts on ““La amistad es remedio seguro para cualquier dolor”

  1. Santísima trinidad que eres un solo Dios: Padre, hijo y Espiritu santo apiádate del sufrimiento de esta desesperada familia que pide por la sanación de su hija y el cese de su dolor. Escucha las suplicas de todos los lectores de este Maravilloso Blog, en especial la mía, que realizo con ferviente devoción, he quedado conmovido por esta situación, y a la vez convencido que la Amistad es Remedio Seguro.
    Te lo pedimos Señor, Amén!

  2. Dios bendiga a tu niña y tenga misericordia con ella, mi oración se une a la tuya amigo, pediré por ella y por ti para que te dé fuerzas y puedas estar con ella siempre. Sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s