Tristeza difícil de combatir

Leonel ha perdido la noción del tiempo, no reconoce a su familia y a sus hijos los observa con la mirada extraviada en el infinito. Se desnuda, no contiene las necesidades de su cuerpo, grita, vocifera todas las palabras obscenas que jamás pronunció y duerme tan poco tiempo que no da chance a sus seres queridos de reponerse del cansancio. Antes era tan diferente!. Ya no juega al dominó, ya no abraza a su nieta adorada.

Atender a un enfermo que no comprende las cosas y que al mismo tiempo no es comprendido por los familiares hace que la vida cambie y sea más complicada para ellos. La gente no los entiende, la familia se aleja y todo es diferente. No hay apoyo, hay soledad, tristeza, rabia, desesperación y miedo al futuro.

Quien vive esta tragedia sabe lo difícil que es enfrentar día con día las nuevas situaciones, la mayoría de las veces desesperantes, que llega un momento en que todo se nubla, todo se viene abajo. Luego se pide ayuda y ésta no llega. La gente no comprende, no vive las 24 horas del día con el enfermo¡Y la soledad se vuelve la única compañera!

Y es que tener un familiar así es duro y devastador, pues es muy difícil enfrentarse a una situación como esta y peor aún cuanto la enfermedad destruye prácticamente a toda la familia. Aceptar la existencia de un ser querido enfermo, es el primer paso para iniciar esos cuidados, que llevarán a sus familiares a atenderlo de la mejor manera posible.

Adicionalmente hay que tener en cuenta el tratamiento que el médico prescriba para atenuar de manera afectiva el avance de la enfermedad. Tengamos en cuenta que existen centros de atención especializada donde sus familiares podrán obtener información sobre la enfermedad y la importancia de que el paciente lleve correctamente su tratamiento y cómo los familiares pueden combatir el stress que los invade ante estas situaciones.

En realidad todas estas cosas son apoyos para salir adelante, pero esa tristeza es difícil combatirla, no es fácil aceptar que cada día es igual, que no hay chance para dar un leve paseo, arreglarse el cabello, visitar a una amiga. Son etapas a veces cortas, a veces muy largas y se siente morir junto a ese ser querido, no obstante, creo que la única forma de seguir adelante es pensar cuánto amor esa persona nos dio, cuánto aportó a la armonía familiar y cuánta falta nos hace aunque con sus conductas enloquezca a todos.

One response to “Tristeza difícil de combatir

  1. Si bien es cierto que las expectativas de vida de los seres humanos cada vez aumenta gracias a los avances medico-científicos y a la implementación de políticas que garantizan el bienestar socio-económico del adulto mayor. ¿Estamos preparados para cuidar a nuestros seres queridos durante esta etapa del ciclo vital, ó peor aún cuando estos padecen una enfermedad degenerativa ó demencia senil? No hay dudas que esta lectura que nos obsequia nuestra amiga Isabel nos sirve de reflexión al respecto.
    Humildemente digo que solo hay una forma de combatir esta tristeza y es dando alegría… Seamos solidarios con aquellas familias ó personas que viven esta dura realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s