Río crecido, Pinar del Río bajo lluvia

Anoche desperté a las dos de la madrugada con el sonido de la lluvia. Un viento sutil se colaba por la ventana y tardé en retomar el sueño, quizás se instalaron en mi mente recuerdos que pugnaban por salir a flote. Reviví las crecidas del río en el lugar donde nací, mis travesuras, las noches de desvelo para que no hicieras estragos en la casita de mis padres.Cerraba los ojos y veía las imágenes de los antiguos vecinos concentrados en una vivienda, en una zona donde el río no llegaba, las caldosas colectivas hasta que el agua volvía a su cauce y los cuentos y bromas de quienes no podían estar tranquilos.

Hoy a pesar de la lluvia fui a mi trabajo, y el río Guamá me sorprendió extendido majestuosamente fuera de su ribera. Me detuve por unos minutos a verlo así, impetuoso, arrastrando todo a su paso. Siempre un río ha estado cercano a mi vida, siempre su magia me atrapa.

Aguas rojas, río crecido
todo el monte sumergido,
concierto de las chicharras,
serena siesta de estío.

Aguas rojas, río revuelto,
troncos a la deriva…
a lo lejos, el horizonte
y la otra tentadora orilla.

Que misterios encierras
río de dos facetas?
Ora mágico, celestino
ora malvado, asesino.

Autora de poema: MOCLA (Seudónimo)

Fotos cortesía de Dorelys Cannibel

 

Anuncios

2 thoughts on “Río crecido, Pinar del Río bajo lluvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s