La magia del campo

El olor del campo inunda todo, esa magia es única e irrepetible. Fascina el canto de las aves y desde esa casita el verde de las plantas adquiere una tonalidad diferente. Las palmeras mueven sus penachos  y las lomas invitan a descubrir senderos ocultos para los nuevos transeúntes,  pero  bien conocidos  para quienes conocen cada palmo de esa tierra.

Los hombres de la casa traen el palmiche para alimentar los cerdos, las mujeres lavan la ropa, y en la casita donde se guardan los trastos viejos juguetean escondidos algunos niños, mientras otros ya de vacaciones prefieren ver la televisión en la sala de video de la zona.

Cada lugar tiene su encanto, quienes viven aquí no prefieren otro lugar, porque sienten el arraigo a sus costumbres, a su modo de vida en contacto con la naturaleza.

Fotos cortesía de Santiago Calero, quien labora en http://www.guerrillero.cu

Anuncios

8 thoughts on “La magia del campo

  1. Asi mismo es Isa, me encantó este post, mas porque me siento muy identificada con el mismo. Soy de San Juan y Martinez y vivo en La Habana pero siempre me desvivo por ir para el campo, alli estan mis raíces. Sin duda alguna, el campo tiene su magia, nada como un despertar en su escenario.

    • Claro amiga mía, a mí también me fascina la quietud del campo, bañarme en el río, rememorar las travesuras de cuando era una niña. Gracias por entrar un ratico a mi oasis. Un abrazote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s