Nada perdido

No fue una noche cualquiera, llovió hasta que los ríos se desbordaron, quedaron las luces apagadas, las bocas cerradas y una angustia invadiendo su alma. Cuando despertó creyó de nuevo en los sueños, el cielo era una llamarada de estrellas y supo que nada estaba perdido: su amor lo estaba esperando.

3 comentarios en “Nada perdido

  1. mis quereres qué bueno tenerlos por mi oasis, se les extraña, así que no se me pierdan.Recuerden que las personas dejan huellas en la vida; los amigos las dejan en el corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s