El caos y la bruja

Desparecieron las risas como por arte de magia, nadie jugaba a l0s abrazos, la gente se miraba con rencor y el amor es como si hubiera cambiado de planeta. Ya los niños no querían salir al receso, los padres deambulaban sin rumbo y nadie decía Te quiero.

El caos se había instalado en la ciudad, no había métodos para reparar tanto dolor, tanta soledad y desarraigo,  hasta que ella apareció; minúscula de tamaño pero con un corazón desbordante de cariño, y cuando abrió su capa de bruja se desataron una constelación de  hechizos que devolvieron todo a la normalidad.

La bruja complacida sonrió e increíblemente no necesitó de una escoba para trasladarse hasta la escuela donde comenzaban a jugar los niños, sin que la vieran escondió su capa mágica y como una niña más se unió al festejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s