Solapado maltrato

SAM_6653

A Cuco lo conocí en un paseo por la zona del puente Almendares, en La Habana, primero me produjo una sonrisa su sombrerito y sus espejuelos, a los pocos momentos mucha tristeza al ver cómo unos adultos se valían de esa mascota para obtener dinero.

La escena del perro en posición sumisa y el dinero al frente como si fuera un mendigo me angustió, pero la molestia mayor fue mayor cuando escuché a su dueño ordenarle a la distancia no moverse. No pude ni imaginar cuánto tiempo llevaba ese animalito en ese sitio sin tomar agua, sin hacer sus necesidades, a la merced de un dueño.

Yo hice visible mi molestia ante el dueño pero el perro quedó allí, silencioso,  y yo solo me quedé con sus fotos y con su recuerdo grabado en la memoria.

Anuncios

2 thoughts on “Solapado maltrato

  1. Bueno a ese perro yo lo conozco, le veo cada dia, fiel a su amo, junto a este, andando en pos de si – no creo que el “dueño” sea una mala persona, simplemente es un alholico. Que como llego?, vaya ud. a saber!!!!. y creo como uds. que es muy malo valerse de ese fiel animal para dar rienda suelta a ese estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s