Un acercamiento a Yosvani Torres

yosvani torresYosvani Torres es un pitcher increíble, sube la moral del equipo, los energiza y tiene un brazo poderoso. Anoche en el Latino dio muestras de qué es un campeón. Mi colega Glauber García Lara lo entrevistó recientemente, y con esa sencillez de gente sencilla habló de su vida y de sus metas. Acá la pongo a disposición de todos.

Yosvani Torres: El pescador del “Tanque”

yosvani torres pit fpt2Corría el año 1980 y el mundo seguía su curso, por esos días Moscú celebraba sus juegos olímpicos, un necio asesino de sueños llamado Mark David Chapman acabó con la vida de John Lennon, todo el país bailaba al ritmo de Juan Formell y los Van Van, miles de niños se vestían como Flash Gordon tras el estreno de la película y Santiago de Cuba ganaba su primera serie nacional como provincia.

Así las cosas, el 14 de junio de ese año vio la luz por primera vez Yosvani Torres Gómez en un pueblito de Viñales conocido por Bejuquera, cerca de la costa norte, un lugar olvidado por los mapas geográficos y donde la pesca y el monte dictan la rutina.

El niño, que vivió allí hasta los nueve años, jugaba como se juega en el campo, corriendo en los diques de arroz, halando carretones, tirándose en una bicicleta sin cadena loma abajo, tumbando mangos, y de vez en cuando, con una pelota de trapo fingía ser pelotero en el placer del barrio.

Después vivía en el “Tanque”, allá por Santa Lucía, se aburrió rápido de la escuela luego de hacer la Primaria, no terminó el noveno grado y fue a trabajar para la vega familiar hasta que lo llamaron para el servicio militar, una vez que salió, ya con 22 años, decidió meterse a pitcher, y ahí es que realmente comienza esta historia.

 

Los cimientos de la Torre

Dice que todo empezó por la Marina, allí se organizaban campeonatos y un día se presentó como lanzador, así sin más, tiró algunos jueguitos y eso lo embulló, tiempo después debutó en la serie provincial con una lechada contra San Juan y Martínez, y entonces por fin prendió en él el bichito de pelotero.

“Lo hice todo casi empírico, me busqué un entrenador personal muy cercano, mi hermano menor Yosbel, que es receptor con las Minas, a quien le enseñé la mecánica de pitcheo, y como un espejo, me corregía las deficiencias día a día a la hora de recibirme, gracias a eso llegué a las series nacionales con 24 años”, cuenta el mejor serpentinero del campeonato.

Cuba lo conoció por primera vez en la 44 Serie Nacional, con el uniforme de Pinar del Río, en la que tiró alrededor de 40 entradas y ganó tres juegos.

Jorge Fuentes lo felicitó cuando terminó el campeonato, eso fue importante porque le dio confianza, sin embargo, para la próxima temporada no entró en los planes del nuevo director Charles Díaz y decidió representar a Holguín.

“Con 25 años, si quería ser lanzador tenía que pitchear donde quiera y por eso me fui para Holguín, y creo que tomé la decisión correcta; allí casi me ponían todos los días, observé de cerca los mejores jugadores del campeonato y aprendí muchas cosas, sobre todo que el lanzador tiene que serlo de verdad cuando no está al ciento por ciento de sus posibilidades.

“Al mismo tiempo comencé a estudiar libros sobre pitcheo, apliqué planes de entrenamiento y busqué mejorar la fuerza porque realmente solo llegaba a 82 u 83 millas, gracias a eso regresé para la otra temporada con Pinar y desde entonces estoy luchando aquí con mi provincia”, dice el derecho del “Tanque”.

Torres explica que desde que ingresó a la academia provincial por el 2002, con muchas deficiencias técnicas, Reinaldo Costa y Torres Chacón fueron los primeros que trabajaron con él, pero después en las series nacionales fue Jesús Bosmenier quien más estuvo presente, siempre dando consejos y atento a todo, quizás coincidentemente por ser ambos de Viñales y tener similitudes sobre el montículo.

“De ahí para acá todo cambió en mí, he mejorado mucho, desde subir la masa muscular de 80 a 105 kilos, hasta incorporar envíos a mi repertorio; ya no soy aquel que empezó como quien dice de cero con 22 años, gracias al trabajo y al esfuerzo, a escuchar los consejos de grandes como Lazo, Rogelio, Faustino, Guerra, también de Oliva y Raciel, me convertí en mejor atleta, soy como una esponja que absorbe todo lo bueno a mí alrededor, y por eso llegaron los resultados”, explica el primer abridor de Pinar.

CUBA-LA HABANA-GANA PINAR DEL RIO QUINTO ENCUENTRO CONTRA INDUST

La Torre en su punto más alto

Yosvani confiesa que la vida tiene sus caprichos, porque aunque algunos piensen lo contrario, ahora se siente más lanzador que en la Serie de Oro.

“Aquella fue mi séptima temporada y puedo asegurar que actualmente me conozco mucho mejor que antes, tengo más repertorio, mantengo la velocidad sobre las 87 millas durante más tiempo y especialmente sé mucho más sobre los bateadores rivales.

“Hay gente que dice que los números son fríos y yo no estoy de acuerdo con eso; pienso que las estadísticas dicen lo que hay de verdad, y como ahora tengo más dominio sobre mi potencial es que llegan estos resultados.

“Aquí en Cuba con 33 o 34 años te califican de veterano, pero yo digo que si eres profesional en tu trabajo, si te cuidas, entonces hay que contar con uno, por obligación hoy tengo que ser mejor que hace 10 años, poseo más experiencia y eso vale, a lanzar no se aprende en un día, hay que tirar muchos innings y coger palos para eso”, asegura el líder en victorias de la liga.

Para Yosvani Torres el juego de pelota es su fiesta personal, pues es el día para el que lleva toda la semana preparándose, da lo mismo sea de temporada regular o de play off, por eso se sufre mucho si se pierde por cualquier motivo.

“Una vez en una postemporada contra Sancti Spíritus me ocurrió una de las experiencias más negativas de mi carrera; se me fue una pelota entre los pies después que me hicieron squeeze play, el público me cayó encima y dijeron que no servía para play off, aquello me dolió un mundo porque la gente no sabía que tenía un problema en la cintura, que por un error mío lo había escondido a los entrenadores, por querer ayudar lo que hice fue perjudicar al equipo, pero por suerte la vida y el deporte dan revancha”, afirma.

Todos saben lo que pasó tiempo después, Pinar ganó la Serie de Oro, gracias en gran medida a Yosvani Torres, que ganó seis juegos en aquellos play off, dos per cápita a Sancti Spíritus, Cienfuegos y Ciego de Ávila, récord vigente, y así recibir la condición de más valioso en la postem-porada que le dio la novena corona a la provincia.

“Fue el momento más importante para mí como jugador porque le di un triunfo a mi pueblo, que siempre me apoya en las buenas y en las malas, es por esa afición y esas personas que me sacrifico duro, como me enseñaron mis padres desde chiquito; darles aquel alegrón es lo más grande del mundo”.

En la cima de la Torre

En plena madurez y en presencia de su mejor temporada, Yosvani, cual vigía sobre su torre, observa el horizonte de su carrera, y sueña, como no, con nuevas proezas.

“Quiero llegar a las 100 victorias, ahora sumo 71; es una meta personal que tengo, y por supuesto, deseo vestir el uniforme del equipo Cuba”, confiesa.

Muchos pensaron que su oportunidad ideal fue en la Serie de Oro, y que al no integrar la nómina nacional en aquel momento no tendría otro chance.

“Yo soy una persona realista, y sé que puedo llegar a la selección nacional, como decía anteriormente hoy soy mejor lanzador que hace tres años, pero eso lo logré porque no me rendí, no me dejé caer y seguí adelante.

“Aquí prefieren a los lanzadores que tiran duro y he tenido que luchar contra eso ya que no tengo esas características, pero poco a poco me gané el respeto de todos, por eso creo que este año tengo buenas opciones de lucir ese uniforme, nadie sabe las ganas que tengo de que por fin Cuba meta un número grande y ser parte de eso”, dice anhelante.

Así sueña Yosvani Torres, un guajiro que aprendió a lanzar casi solo, que dice que descubrió cómo piensan los bateadores y los peces, “porque hay que ser observador y tener paciencia para pitchear y para pescar, y yo pescó desde chiquito en cualquier charco”.

Y hoy, cuando se suba en el box del “Capitán San Luis” para abrir el play off contra Industriales, lo hará perfumado y afeitado, no por guajiro que saldrá en televisión, sino porque va a su fiesta y va sin arrepentimientos… para eso entrenó.

Anuncios

One thought on “Un acercamiento a Yosvani Torres

  1. Me parece una excelente entrevista y el entrevistado una gran persona y de hecho un pitcher de esos que son de los grandes. Nunca entendi que no lo llevasen al equipo Cuba ni aquella famosa vez cuando ningun pinareno fue, ni otras dos veces mas cuando se formaron equipos del patio. Reclamar o decir algo quizas seria pinarenizar los conceptos, en un deporte que tiene tantos de tractores y a su vez tantos fanaticos que van mas alla de a veces lo permisible. Tambien supongo que cuando despues de sus exitos evidentes no le llevaron ni siquiera a “hacer las practicas” con el equipo Cuba, sin razones aparentes.
    Una vez senale que (aunque no fue publicado en el sitio que lo escribi)en Cuba habia talentos que salir a buscar y que no iban a escuelas de iniciacion deportiva, por las razones que fueren, pero que ese era un trabajo muerto; puse varios casos; Contreras, Ynieski Maya y miren ahora el caso de este guajiro de Pinar que llego a costa de esfuerzo, pero que “dormia” en el olvido de los buscadores de talentos. Decia que muchas escuelas deportivas se habia utilizado como evasion a las escuelas en el campo.

    Desgraciadamente anoche no le vi lanzar, pero siempre siento una tremenda seguridad cuando lo veo que se encarama ahi, gane o pierda, no hay alardes ni vanalidades de esas que solemos ver, incluso burlescos, gestos obcenos y una cantidad enorme de “mala educacion”. Anoche por lo que he leido, los “parciales” industrialistas se han dado banquete hablando de todo, cosas ademas desagradables y ofensivas. Hace muchos anos cuando aquellos equipos de Pinar, aun estaban en panales, a pesar de que en Pinar se jugaba buen beisbol aunque fuese medio maniguero, pero en Minas de Matahmabre habian buenos peloteros, en San Juan y en San Luis y en el propio Pinar, les vi hace anos (muchos) salir de alli a jugar. Busquen la propia historia de Pedro Ramos, o la de uno que nunca fue a Estados Unidos; Fidel LInares y asi muchos. Veia en el latino de todo y la de feisimas palabras que cundian sobre aquellos muchachos, que comenzaban, Pinar no tenia ni stadium, habia que jugar en Bauta creo, pero poco a poco fueron alzandose, temerariamente y enfrentandose a los “ranqueados” y ya vieron a los pinarenos de otra manera. Desgraciadamente cre o que PInar decayo un poco en los ultimos tiempos, quizas las salidas ilegales, quizas la ausencia de una adecuada busqueda de talentos y hasta el mal trabajo del propio INDER. Ahora mismo al equipo creo que le ha faltado confianza, sore todo en las ultimas salidas, asi paso en el primer corte y asi tambien el segundo, y ahoram ismo no se ha dejado sentir realmente toda la valia del equipo y de su director.

    Me alegro mucho contar con pitcher como Torres y otros en la madurez y su propia calidad ha de imponerse, ni son tan buenos los demas equipos, ni es tan malo PInar, hay que jugar con mas cabeza, asi se gana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s