A mover el esqueleto

ejercicios para mejorar la saludDespués de mucho tiempo sin hacer ejercicios en un gimnasio mi hija logró motivarme para que comenzara a tonificar mi cuerpo con algunas rutinas de aeróbicos y mecánicos. Como podrán entender los primeros días tenía dolores en todos los músculos, y más de una tarde preferí seguir viendo una peli,un serial, o sencillamente hacer las cosas de la casa que se acumulan al regreso del trabajo.

Es increíble, pero los primeros días, desde el mediodía estaba pensando que de 6 a 7 de la tarde  tenía que volver a los ejercicios, y unas veces pensaba: sí, eso es bueno, iré, y otras mi subconciente gritaba: no seas boba, quedáte en casa, descansa. Lo cierto es que cuando llegaba la hora me llenaba de valor y partía a encontrarme con mi grupo del gimnasio.

Lo más interesante es que a este grupo solo asisten jóvenes, parece que las mujeres cuarentonas de mi barrio creen que no es importante ejercitarse para mejorar la salud, el rendimiento, combatir el sedentarismo y el stress.

Recuerdo que Remigio Leal, un reconocido pitcher pinareño, siempre en sus charlas se refería a las claves para adelgazar y estar en forma, pero cuando me decía que era muy importante incluir el trabajo de fuerza en cualquier programa de pérdida de peso yo protestaba y le replicaba que solo me llevaria a ensanchar la espalda y a desarrollar los músculos como un hombre.

Ahora que comencé de nuevo en el gimnasio he recordado mucho a Remigio porque la profesora que nos atiende dice  que por hacer algunas sentadillas y coger unas pesitas pequeñas no estás cumpliendo con el entrenamiento de fuerza, es vital según ella, levantar peso para mejorar la densidad ósea, la movilidad articular y la composición corporal, además de facilitar todas las tareas diarias, como llevar la compra, coger a tu hijo en brazos o subir escaleras, así como prevenir problemas y alteraciones propias del género femenino.

El miedo a ensanchar es lo que ha mantenido a las mujeres alejadas de las salas de pesas durante mucho tiempo. Pero se trata de un grandísimo mito, ya que según especialistas en el tema, las féminas tenemos unos niveles de testosterona de 15 a 20 veces más bajos que los hombres, lo que hace literalmente imposible que podamos desarrollar grandes músculos, pues genéticamente la masa muscular de las mujeres permite muy pocas modificaciones.

Según un estudio publicado en “Journal of Applied Physiology” levantar peso proporciona una mejor respuesta inmune del tejido esquelético muscular tras el entrenamiento y aumenta la producción de glóbulos blancos, lo que protege de las infecciones.

Entrenar la fuerza te proporcionará grandes beneficios, por ejemplo adoptar mejores posturas. Además, mejorar el tono muscular evita desequilibrios musculares y patrones posturales incorrectos, cambiando nuestra postura y apariencia física. Así envejeceremos mejor, no solo porque el aspecto y el peso serán mejores, sino porque el entrenamiento de fuerza aumenta la producción de hormonas del crecimiento humano, que ayudan a regenerar músculos y huesos mejorando el metabolismo de las grasas y proporcionándote una composición corporal saludable en la madurez.

Otro miedo absurdo que tenemos muchas mujeres es que al dejar de entrenar la fuerza el músculo que han ganado se transforme en grasa pero según los conocedores del tema, ni siquiera dejando de hacer ejercicio de fuerza de forma radical te ocurriría. Si engordas después de dejar de entrenar es porque pasas a tener un gasto calórico menor y sufres un descenso metabólico. La masa muscular pierde tono por falta de actividad y se empieza a acumular grasa por un excedente de calorías consumidas. Es decir, si sigues comiendo lo mismo y no quemas ese exceso energético -con cualquier tipo de ejercicio o actividad física-, éste se almacena como grasa. Por eso resulta fundamental que, si quieres perder peso, tu entrenamiento incluya tanto cardio como ejercicio de fuerza.

Otra de las cosas que nos explicóla profe es que al iniciar un programa de fuerza el peso corporal se eleva, pero no por el aumento de la masa muscular sino por las adaptaciones fisiológicas que hace el cuerpo. Cuando el tono muscular aumenta desciende el porcentaje de grasa dando como resultado un cuerpo más definido. Esto quiere decir que tal vez no pierdas peso porque el músculo pesa más, pero sí talla, así que una vez que empieces a entrenar es mejor que te olvides de la báscula y compruebes los cambios en la ropa. Ahhh y trabajar los músculos también nos permitirá disfrutar de los hidratos de carbono saludables sin miedo a engordar.

Sé que las mujeres tenemos mil cosas que hacer diariamente, se une el trabajo, la casa, la atención a la familia y miles de cosas más, pero aunque sea una hora al día nos debemos dedicar a nosotras. Y nuevamente te repito, quizás sea complicado los primeros días, vas a sentir dolores musculares, malestar corporal, no vas a poder ni con la pesa más pequeña pero poco a poco ese cuerpo va cogiendo el ritmo y quizás les pase como a mí, que cuando llego un poquito tarde ya las jóvenes del grupo protestan y me dicen: “Heyyyyyy amiga qué bueno que llegaste, pensamos que se había acobardado, vamos que hay q mover el esqueleto…”

Ejercitarse para mejorar la figuraFotos tomadas de internet

Anuncios

2 thoughts on “A mover el esqueleto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s