El patio de mi casa es particular pero…

Plantas de diferentes tipos adornan mi patio

Desde hace días reviso casi a diario el patio de mi casa, voto el agua que se acumula en las vasijas, cambio las macetas de lugar para que no les de mucho el sol e intento hacer de ese sitio un espacio muy agradable y acogedor, libre de vectores.

Adoro ese pequeño patio donde crecen mis matas de limón, aguacate y guayaba, donde deambulan a su antojo los pollos de los vecinos, los gatos vagabundos,  babosas, abejas,  mariposas y hasta los zunzunes. Es un sitio casi mágico que fue creciendo para que mi madre se sintiera a gusto en la ciudad.

Les aseguro que cuando me siento a meditar en ese lugar se aclaran mejor mis ideas y en los ratos de distracción nos sentamos los amigos en la acera y las risas retumban entre los árboles y las orquídeas. Cada planta tiene su historia, han sido regalos de personas que me quieren y saben mi alto aprecio por las cosas sencillas y por un entorno natural desbordante de este verde tan diferente al de otras partes del mundo.

Desde niña tengo ese apego por la naturaleza, mis padres se encargaron de que apreciara cada retoño, cada alimaña, cada animalito que vive en el monte y ese legado lo transmito a las niñas y niños de mi barrio, y quizás para algunos sea tonto, pero cada vez que tengo una oportunidad les enseño a no maltratar a los lagartijos, las ranas y los pajaritos.

En estos días llegó a mi patio una gata con una tremenda herida en una oreja, alguien le echó agua caliente o quizás algún animal la mordió, lo cierto es que andaba con mucho miedo escondida entre las macetas, como no se dejaba tocar solo pudimos echarle comida y a los pocos días nos sorprendió con cuatro gaticas que nacieron junto al tronco de la mata de aguacate.

Érika, Adriana, Melissa y  Ariennis, mis vecinitas que ya van para la secundaria (cómo pasa el tiempo) se encargan también de traer comida para la gata y sus hijas,  y ya le encontraron dueño a una de ellas, a la que apodaron La rubia y que era la más intranquila y traviesa. Aún quedan dos que necesitan un hogar seguro, así que si te animas y quieres ayudar, podemos regalarte una. Ponte en contacto conmigo, para llevarla a tu casa solo necesitarás ser entrevistada por esas cuatro vecinitas mías, pero para que vayas preparado o preparada, la entrevista girará acerca de si te gustan los animales, sino los maltratas etc…

Son muy traviesos esos gaticos

Pollos y gatos conviven juntos

El gatico vive tranquilo en mi patio

Anuncios

2 thoughts on “El patio de mi casa es particular pero…

  1. Gracias amigo Rubén, siempre eres muy amable. Creo que estar rodeada de cosas que me gustan hacen mi vida más feliz. Cuídese ud mucho y q tenga un buen fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s