Las palmas y mi infancia

finca de las palmas en Río Seco, San Juan y Martínez

Cuando cursaba mis estudios primarios (sépase que han pasado bastantes años jajajajajaja) para ir hasta la escuela debía recorrer una distancia grande, pero entre los juegos con el resto de los niños del barrio y  las travesuras, la distancia se acortaba de una forma increíble.

Lo cierto es que a todos nos gustaba hacer ese recorrido juntos, y más de una vez el juego de los escondidos se hizo en un inmenso palmar que rodeaba una finca, que en años posteriores pasó a nombrarse como El palmar de Santa Damiana.

Lo cierto es que aquellas palmas ejercían una fascinación entre nosotros, quienes  creíamos que de forma mágica aparecieron en ese lugar y que hasta los muertos se escondían en ellas para asustar a la gente por  las noches.

De día era otra cosa aquella amplia extensión de tierra rodeada de palmeras, tenía un toque romántico y algunos besos furtivos encontraron cabida en los lugares más alejados de la gente, fundamentalmente en la zona cercana al río.

Al crecer, el antiguo palmar de Lle

vada, ( que así lo llamó su dueño) siguió  teniendo la misma fascinación para mí y no hay ocasión que pase cerca de él, que no me invada la nostalgia por los juegos de la infancia, por nuestra ingenuidad, por la belleza del paisaje y por la cubanía de esas palmas, que son también mías aunque las haya plantado otro.

finca llevada en Río Seco, San Juan y Martínez

Finca de Llevada. Río Seco. San Juan y Martínez

 fotos cortesía de Ramoncito Álvarez

 

3 thoughts on “Las palmas y mi infancia

  1. Muy interesante lo qu escribes. Me da un poco de nostalgia pensar en esos andares de por ahi, mirando la foto del crucero, que se llamaba “Honorio”, ahi se detenian practicamente todos los omnibus que solian transportar desde antano a viajeros, en direccion a la parte occidental de Pinar y hacia el oriente pinareno. La carretara fue una prolongacion de la Central o que se llamo Panamericana, hasta Guane.
    Ese Palmar ya de nino le conoci y soy mas viejo que Maria Isabel, era elegante y dividia el talud de la carrtera de la Finca Llevada, que era poseedor de una casa de tejas, larga y espaciosa, aun esta ahi, a pesar del tiempo, como lo esta, pero destrozado el camino de piedras que atravesaba Santa Damiana, de piedra, blanca y caliza, que la Cuban Land, por su propio interes arreglaba todos los anos, pero que favorecia el movimiento de la gente.
    Me satsface Maria, que en tus recuerdos de ninez ande esto, el lugar, y mucha de la descendencia de aquellos primeros que por alli anduvieron, es una pena que nadie se haya puesto a hacer al menos una Memoria Historica, para el conocimiento de las futuras generaciones

  2. Me gustaría conocer más acerca de la vega de Llevada, si es posible. Por ejemplo, fotos o videos de la vieja casa, de los sembradíos. Conocer más la historia de sus moradores antiguos.

  3. ¿Qué le pasó al comentario que dejé hace dos días? Este escrito me gustó mucho, me alentó y me hizo pasar una tarde agradable. Repito: me gustaría ver más fotos o videos de la vega de Llevada y algún comentario acerca de la historia de sus antiguos moradores. Tengo amistades que han pasado por Río Seco recientemente y han sido muy falsos al olvidar tomar fotos. Físicamente se me impide viajar y también falta de plata. Gracias de todas maneras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s