Para no envejecer con el tiempo

Hotel El Globo en Pinar del Río

Recuerda la historia que desde tiempos remotos los humanos tuvieron interés en conocer e interpretar el tiempo, así nacieron las primeras máquinas de medirlo.

Cuando Galileo Galilei descubre el movimiento pendular, la relojería se vistió de largo y en 1657, el holandés Cristhian Huyghens fabricó el primero de esos artificios provisto de un péndulo, lo que le dio mayor exactitud en la medición de las horas y significó un gran avance en este oficio.

En Pinar del Río, en casas de viviendas y museos hay muchos relojes antiguos, pero el que más llama la atención es el ubicado en el hotel Globo, ese que cada hora es como si despertara a la ciudad con su sui géneris canto.

El hotel El Globo reabrió en 1917, se levanta muy próximo al Palacio Porta. Según los historiadores este reloj fue situado arbitrariamente en la esquina del inmueble y aunque para algunos desentona, es un símbolo de la ciudad, como una metáfora del tiempo que nos revela lo importante que es vivir cada detalle de la existencia.

Este reloj aún funciona, con esa combinación de bronce y madera, y aunque fue concebido en el 1910 por el alemán J. F. Weuler, es atendido en la actualidad por el pinareño José Betancourt Ordaz, quien cada día sube a verlo, a darle cuerda y a pedirle secretamente que no deje de sonar.

Desde allí observo el paisaje urbanístico de techos de tejas criollas y francesas, una plácida belleza solo alterada por el movimiento de los transeúntes, los vehículos en las calles y el sonar de ese anciano reloj que no quiere envejecer con el tiempo.

Reloj del hotel Globo en Pinar del Río

Detalles del Hotel Globo en Pinar del Río y su reloj

 

El reloj del corazón.

Tomado de un mensaje de autoayuda

“Toda tiene su tiempo determinado

Hay tiempo para todo propósito debajo del cielo;

hay tiempo para nacer y tiempo para morir:

tiempo para llorar y tiempo para reír:

tiempo para unir y tiempo para separar;

tiempo de amar y tiempo de odiar;

tiempo de guerra y tiempo de Paz.”

(Eclesiastés)

Sin embargo; hay tiempos en nuestra vida

que se cuentan de forma diferente.

Hay semanas que durarán años,

como hay años que no llegan a contarse en un día.

Hay pasiones que serán eternas,

como hay aquellas que pasarán muy rápido,

a pesar que el almanaque nos muestre

que estas estuvieron años en nuestras vidas.

Hay amores no realizados,

que dejaran miradas, que durarán meses y meses,

y besos no entregados que siempre esperarán su llegada.

Hay trabajos que nos tomarán décadas de nuestro tiempo,

pero en nuestra memoria solamente serán semanas.

Y hay uniones que al mirar para atrás,

no llenan un día de nuestras vidas.

Hay tristezas que nos paralizan por meses,

pero al pasar los días difíciles,

no guardamos recuerdos de esas horas.

Y sin duda hay eventos que nos marcarán,

y que durarán para siempre.

El nacimiento de un hijo, la muerte de un abuelo,

un viaje inolvidable, o el éxtasis de un sueño realizado.

Estos tienen su duración,

que nos enseña el significado de la palabra “eternidad”.

Yo viajé por la misma ruta, miles de veces, y el tiempo transcurrido

siempre fue el mismo.

Mas de acuerdo a mi espíritu,

hubo viajes que nunca tuvieron un final.

Como hay recorridos que no recuerdo haberlos hecho.

Hoy descubro que el reloj del corazón,

late en otra frecuencia de la que late mi pulso.

Marca un tiempo diferente de emociones que perduran

y que nos muestran, el verdadero tiempo de la gente.

Por este reloj, se envejecen las cosas que no conseguimos

alargar a través del tiempo que vivimos.

Y luego miramos nuestras arrugas y percibimos

que hemos madurado.

Y pensamos en todo aquello que no hicimos, en vez

de alegrarnos y sonreír con los recuerdos de lo que vivimos.

Hay que vivir el tiempo y consultar siempre al reloj del corazón;

él te mostrará el verdadero tiempo del mundo.

El tiempo que nos dice:

Que la vida es la tarea que nosotros trajimos para hacer en casa.

cuando nos damos cuenta, ya paso el día!

cuando nos damos cuenta, ya es viernes!

cuando nos damos cuenta, ya es navidad!

cuando nos damos cuenta, ya terminó el año!

cuando nos damos cuenta, ya perdimos el amor de nuestra vida!

cuando nos damos cuenta, ya pasaron los años!

ahora ya es tarde para arrepentirse.

Hay algo más: No dejes de hacer lo que te gusta debido a la

falta de tiempo.

No dejes de rodearte de personas por miedo a ser feliz.

Aquello que nunca falta, es el tiempo que nunca vuelve.

“El presente es una sombra que se mueve separando el antes del mañana. En él descansa la esperanza.”

“El tiempo fue algo que inventaron para que las cosas no sucedan todas a la vez.”

One thought on “Para no envejecer con el tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s