Los caprichos de la lluvia en Pinar del Río

Esta lluvia que no cesa
Esta lluvia que no cesa

El corazón como que se estruja un poco cuando llueve y tienes que permanecer en casa por días. Ves una película, no te motiva, empiezas a leer un libro y tampoco en ese momento cautiva tu interés, abres el refrigerador cada dos minutos como si tuvieras un hambre que devoraras un elefante si estuviera delante de ti y al final recuerdas que no puedes ir al gimnasio, que la dieta… en fin, terminas tirada en la cama, mirando al techo en pose meditativa.

Pero eso es por poco rato, en cuanto cesa un tin la lluvia tomo mi cámara y salgo a captar imágenes de mi barrio. El río Guamá creció mucho en la noche pero ya volvió a su cauce; el cielo está gris, se extraña el sol que le da más color a todo, y hasta me pregunto si las esculturas del parque sentirán frío con tanta humedad.

La lluvia se antoja caprichosa, hace crecer la enredadera como si quisiera llegar a lo alto del cielo a través de los cables de la electricidad, y  la gente anda presurosa por llegar a su destino como si el tiempo se acabara.

belleza bajo la lluvia

El río Gaumá en Pinar del Río después de la creciente de anoche

Parque de las Esculturas en Pinar del Río

Parque de las Esculturas y la lluvia

Sentirá frío con la lluvia??
Sentirá frío con la lluvia??

La enredadera crece con la lluvia

Pinar del Río bajo el influyo de la lluvia

Algún corazón roto cayó en la acera
Algún corazón roto habrá caído a la acera?

One thought on “Los caprichos de la lluvia en Pinar del Río

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s