Mi lagarto Pancho

Pancho, el lagartijo, vivió mucho tiempo en mi casaPancho siempre dio mucha guerra en mi casa, solía dormir en una de las macetas del jardín pero cuando menos te lo esperabas estaba cazando encima de la mesa, agazapado en la ventana o en su lugar favorito: la almohada de mi cama. Lo cierto es que por culpa de Pancho se discutió mucho en mi casa. Mi mamá quería desaparecerlo porque le tenía terror, mi papá como siempre se mostraba indiferente y yo era su principal aliada.

A Pancho le encantaba el azúcar ylas migas de pan y yo las dejaba a propósito en la esquina de la mesa, hasta que mami se percataba y con un paño lo limpiaba después de ver que el “dinosaurio” se fuera a otro refugio, pero todo su miedo y frustración lo descargaba en mí, y cuando la veía venir con cara de ogro salía corriendo por todo el patio, hasta encontrar un lugar seguro en los brazos de mi padre , pero en otras ocasiones no lograba escapar con suerte y la chancleta quedaba como un tatuaje.

Y es que mami temblaba de solo ver a aquel lagartijo, era un miedo visceral, aunque intentaba ocultarlo con todo tipo de estratagemas. Yo, en aquella etapa, tan traviesa y maldita, no perdía oportunidad para hacerla sufrir con la presencia de aquel bicharraco, q se camuflaba de colores diferentes y le sacaba la lengua como burlándose de sus temores.

Un día Pancho desapareció, y lloré tanto, como si hubiese sido un familiar, solo ya cuando era una mujer y mi madre estaba muy anciana me confesó que una mañana lo había encontrado muerto encima de la mesa, donde tantas veces buscaba las migas de pan y el azúcar, y le pidió a papi que me ocultara lo sucedido.  En mi mente infantil Pancho se había enamorado y andaba de viaje, algún día regresaría.

Pasó el tiempo y una mañana mi hija que ya contaba con 6 años me dijo: “Mami corre, yo creo que tu lagarto Pancho regresó, siempre me dijiste que volvería, aunque tardó muchos años, pero está aquí encima de la mesa, pero cómo encontró la casa? cómo supo que nos mudamos? y por qué me mira y me saca la lengua? Será que alguien le contó que tienes una hija? Mami puedo alimentarlo????????

Anuncios

3 thoughts on “Mi lagarto Pancho

  1. Señora Perdigón:
    Las personas que acceden a su blog parecen no reparar en el inmenso valor de los pequeños detalles cotidianos. Me sorprende que nadie haya comentado este lindísimo relato suyo que me transportó de golpe a la campiña pinareña, estar en su casa y conocer, de paso, a su mamá…Bueno, aquí está el primero.
    Saludos,
    Armando Yero La O
    Bayamo, M. N.

  2. Me gustan mucho tus narrativas, deberías comenzar a escribir un libro eres muy buena escribiendo
    haces un relato interesante que anima al lector a continuar…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s