Regalo de una amiga bloguera

 

María del Carmen Ramón es una joven sencilla, inteligente, creativa pero por encima de todas las cosas se le desborda el amor hacia algunas selectas personas y cosas, quizás por eso le agradezco tanto este post que me regaló en su blog http://cubaentrenos.wordpress.com
Bello detalle que nunca olvidaré mi niña.

Ecos de Pinar y una foto mediática

DSCN2076 “Esa foto está pa´ post”, le dije a La Chiringa de Cuba, robando por un minuto la frase que más repitió durante el viaje, y él se me quedó mirando, como quien está en total conformidad con algo. Desde que se nos ocurrió tomárnosla, casi al final de nuestro recorrido por el Valle de Viñales, ya sentíamos que ésta en específico, de las tantas que ese día nos tiramos, sería la más especial de todas.

Era la imagen que nos dejaba CORESMA, el Coloquio de Redes Sociales y Periodismo Alternativo al que asistimos en Pinar del Río durante tres jornadas. Uno recuerda cuando algo le llega a fondo, cuando hay vivencias, sonrisas, sueños y brújulas de por medio. De lo contario, hay que forzar la memoria y los recuerdos nacen deformes. Fuimos a Pinar atraídos por un punto que teníamos en común: el mundo online y el periodismo cubano y por ese deseo que siempre tenemos los hombres de conocer lo nuevo; eso y mucho más hicimos.

Hoy me animo a escribir porque los recuerdo y los extraño y porque hace rato no me sentía tan bien. ¿Acaso es normal que un grupo de casi desconocidos se tire sobre la hierba y pose así para una foto?

 

Los dos días del evento me llenaron de ganas de hacer o de soñar. Isa fue la anfitriona, convirtió su casa por tres días en un cibercafé, o en la casa para periodistas en Pinar de Río. Nos enseñó su ciudad, Viñales, sus proyectos, su perro, su blog avalado por La Chiringa de Cuba como “el mejor de la República de Pinar del Río”. Isa preparó para nosotros la mejor de las despedidas, la que ella sabía que nos dejaría con las ganas de no despedirnos.

Carlos Alberto Pérez Benítez es bien conocido en el ciberespacio. Es el autor del polémico blog La Chiringa de Cuba, y un ser humano con la capacidad extraordinaria de andar por la vida mirando y cada un minuto diciendo “Esto está pa´ post”. Chiri nos regaló los más oportunos consejos del mundo para mantener un blog desde el estrecho de banda, el deseo de repensarnos Cuba en estos espacios y largas horas de risas por su desconocimiento de la culinaria y de platos como “la crema pinareña”.

Mariurka nos sorprendió a todos cuando supimos que había llegado de Radio Morón. Después nos dimos cuenta de que el espíritu voluntarioso es su mayor cualidad, el mismo que la levanta todas las mañanas de madrugada y la hace dejar todo preparado para su niña pequeña, y recorrer varios kilómetros para llegar desde Bolivia hasta el municipio Morón. A ella le dejamos el reto de crear el mejor audioblog de Cuba en su media hora de conexión diaria y sé que cuando nos veamos me va a sorprender.

Los otros dos hombres que aparecen en la foto son Osmay, webmaster de la página web del periódico Guerrillero, la persona con las mayores ganas de hacer de este mundo y Miguel Ernesto, mi esposo, y profe de todos los que estuvimos, el máximo responsable de todo cuánto soy y de cuánto sé de esa palabra prohibida en mi diccionario que es el deporte y también de Periodismo Digital. Llevó a CORESMA palabras que extrañaba desde mi vida estudiantil y me reafirmó cuánto nos parecemos, cuánto nos queda por parecernos más y por inventarnos proyectos que nos hagan más felices.

Falta en la foto Andrés Hernádez Rivero, director del periódico Mayabeque, pero seguro estaba tras la cámara o mirando cómo nos revolcábamos en la hierba y sintiéndose también parte de la instantánea.

Escribo porque los extraño a todos. Extraño la hospitalidad de Isa, la voluntad a prueba de kilómetros de Morón de Mariurka, los conocimientos tecnológicos de Osmay, los post ideales y polémicos de la Chiringa y la capacidad estratégica de Andrés. Extraño no tener un proyecto juntos, no hablar más de periodismo digital en Cuba como se habla con todos ellos. Ahora solo tengo conmigo a mi esposo, que es mi mundo todo, pero me faltan estos amigos que en 72 horas me enseñaron un universo distinto. Ojalá la vida nos vuelva a poner en el camino. Yo confío que sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s