Cosechar nuevos conocimientos

Pude sonreir tranquila cuando concluí la defensa de la tesis.
Pude sonreir tranquila cuando concluí la defensa de la tesis.

Hace casi tres años me propuse cursar una maestría y ha sido una etapa bien complicada y en algunas ocasiones creí q no lo lograría. Estaba en un grupo conformado por profesores de la universidad y trabajadores sociales, personas todas muy competentes, con mucho ingenio y muy laboriosas.  Lo cierto es que logré en todo ese tiempo cosechar nuevas amistades y conocimientos. Sigue leyendo

Pobre del que no tenga recuerdos ni sueños

Aquellas palmeras del fondo pertenecen a la finca perla una de la más importante en la producción tabacalera sanjuanera

Pobre del que viva sin recuerdos, que no se aferre a cada detalle de la niñez o de otra etapa de su existencia, además de vivir el presente intensamente.
A pesar de ser hija única, nunca fui una niña común y corriente, una hijita de mamá y papá engreída y malcriada, eso sí, era bien traviesa y mis amistades siempre preferí que fueran  varones. Los campos de tabaco fueron testigos de correrías, de regaños de mi mamá por llegar con el pelo endurecido de la melusa del tabaco y el río surtía un efecto de magia en mí. Sigue leyendo

Mi gran familia

colectivo-web2Soy de las pocas personas que se precian de tener un excelente colectivo de trabajo, desde hace mucho tiempo los considero mi familia y en los momentos buenos y malos han estado a mi lado, haciendo que las tristezas pasen y las alegrías se fijen y duren más. Sigue leyendo

Un saludo y feliz 2009

felizAsí como termina cada día, este año llega a su fin, un año en el que muchas cosas pasaron. Espero que haya sido un año tan bueno para ustedes, como lo fue para mí. Y que en este año que viene se cumplan todos sus deseos y metas, junto con sus seres queridos.
Desde este blog, les mando a todos un gran abrazo y les dejo como regalo la canción Feliz año nuevo de Buena Fe, un dúo cubano de excelencia.
Escúchala aquí. 
Buena Fe, Feliz año nuevo

De fiesta

madre-e-hijaHoy mi hija cumple 18 años y su felicidad es grande, pues sus metas van en ascenso y tiene la dicha de tener una familia pequeña pero hermosa.
Para Ady sus amigos son eje fundamental de su vida, quizas porque es hija única y comprende que para cualquier dolor la amistad es un remedio seguro.
Tengo la dicha de tener este tesoro que llena mi vida de cosas hermosas, por eso me marcho a mi casa a compartir lo que queda del día con ella.

Felicidades hija mía, mi tesoro, mi oasis.