La grandeza de amar

Mi reto es cada día sonreír a la vida
Mi reto es cada día sonreír a la vida

He vivido y aún espero que me quede bastante por vivir. He amado y espero que aún me quede bastante por amar y ser amada. Encuentro cada día motivaciones para desentrañar metáforas, reír a la vida, comprender que los tropiezos son otra forma de avanzar. Como Benedetti sigo esperando piedritas en mi ventana, porque aún me quedan sueños por realizar, metas por cumplir y mucho que amar. Sigue leyendo