El tintineo y las aguas mansas

lluvia

Todavía los días de lluvia me perturban. Aunque pasaron los años y las condiciones cambiaron si llueve no puedo dormir con tranquilidad. Hace muchas horas que una tormenta no me deja salir a la calle, por suerte estoy de vacaciones y no tengo que mojarme en el recorrido de casa al trabajo y viceversa. La humedad cala todo y con el sueño agotado, aburrida de ver filmes vienen los recuerdos a asaltarme y con mi corta familia rememoro historias que escuché de niña y otras que viví con mucha intensidad. En la mayoría de ellas cohabita la lluvia como leitmotif de tristezas y algunas alegrías. Sigue leyendo

Zapatos nuevos

El viaje fue largo, fue una travesía dura entre las piedras afiladas,única vía para llegar hasta lo más recóndito de San Simón de las Cuchillas. José le gritaba a cada momento y  andar era angustiante. Intentó desvanecer el dolor mirando la copa de los pinos donde los animales encontraban refugio-fue en vano- detuvo el paso y de nuevo José lo apremiaba, pero esta vez con la voz llena de una total angustia. Sigue leyendo

Ñico, fiel a sus palmas y a su terruño

Ñico, el desmochador de palmas
Ñico, el desmochador de palmas

Ñico, un desmochador del municipio de La Palma me hizo recordar a varios hombres de campo que conocí en la etapa de mi infancia, hombres rudos, fieles a su terruño y con un amor desbordante por las cosas sencillas y por su trabajo. Sigue leyendo

Trucos para lograr una buena fotografía

area-protegida1Hay que tener cuidado con el zoom porque también encierra sus trucos. Si usamos el zoom digital que hoy día lleva cualquier cámara digital en la toma de unos primeros planos de animales la imagen perderá calidad. Hemos de saber combinarla con el zoom óptico. No obstante, hay que tener en cuenta que un mayor zoom provocará que la imagen “se mueva” más. Por ello, es conveniente estabilizar la cámara con un buen trípode. Sigue leyendo

Una pequeña escuela

escuelaAnoche recibí una llamada telefónica que me alegró muchísimo. Mi maestro de primaria Roberto Benítez , de visita en casa de su hijo,  no pierde la costumbre de llamar, preocuparse por la familia, el trabajo, como si aún fuera el maestro de primaria, ocupado de todos los detalles desde el aprendizaje, el llanto del niño,  y enfatizando en formar valores cada día. Sigue leyendo

Las palmas de mi infancia

palmarCuando cursaba mis estudios primarios (sépase que han pasado bastantes años jajajajajaja) para ir hasta la escuela debía recorrer una distancia grande, pero entre los juegos con el resto de los niños del barrio y  las travesuras, la distancia se acortaba de una forma increíble.

Lo cierto es que a todos nos gustaba hacer ese recorrido juntos, y más de una vez el juego de los escondidos se hizo en un inmenso palmar que rodeaba una finca, que en años posteriores pasó a nombrarse como El palmar de Santa Damiana. Sigue leyendo