Tristeza difícil de combatir

Leonel ha perdido la noción del tiempo, no reconoce a su familia y a sus hijos los observa con la mirada extraviada en el infinito. Se desnuda, no contiene las necesidades de su cuerpo, grita, vocifera todas las palabras obscenas que jamás pronunció y duerme tan poco tiempo que no da chance a sus seres queridos de reponerse del cansancio. Antes era tan diferente!. Ya no juega al dominó, ya no abraza a su nieta adorada.
Sigue leyendo

Lecciones de vida

Siento que me sangra el corazón, la hija de un amigo muy querido  está  muy enferma y él siempre me decía: “quiero un futuro luminoso para mi princesa”. quién la iba a decir que el destino iba a ser tan cruel y que a su pequeña de 18 años el cáncer la iba a invadir. Él siempre ha sido un padre consagrado y ahora sufre, vela, cuida sus días y sus noches… qué tristeza.
Por eso amigas y amigos analicemos estas reflexiones escritas por Regina Brett,  a la edad de 90 años en Ohio y llevémoslas a la práctica, son lecciones de vida, porque nunca sabemos cuando puede ser demasiado tarde. Sigue leyendo

¿Sobran los ancianos?

María Luisa, que había sido una profesional exitosa y mujer afortunada, nunca pensó sufrir tanto en la vejez. Poco después de los 75 años la familia decidió mudarla del primer al último cuarto, el más reducido de la casona y lejos de la sala, de las visitas, del mundo exterior. Luego, con el nacimiento de un bisnieto, perdió la biblioteca, su otro refugio. Transformada en  hermosa habitación de niño, parte de los libros fue a parar al patio y la otra al basurero. Sigue leyendo

Mi gran familia

colectivo-web2Soy de las pocas personas que se precian de tener un excelente colectivo de trabajo, desde hace mucho tiempo los considero mi familia y en los momentos buenos y malos han estado a mi lado, haciendo que las tristezas pasen y las alegrías se fijen y duren más. Sigue leyendo