Hacienda de Cortina, un gozo para el espíritu

Esa entrada a La Guira es toda una joya arquitectónicaMi padre acostumbraba todos los años  ir a un hotel en San Diego de los Baños para tratarse sus dolores en las aguas sulfurosas de ese lugar. Esos eran los días  precisos para dar el paseo hasta allá con mi mamá, pero secretamente mi principal finalidad era que me llevaran hasta la cercana Hacienda de Cortina, un sitio para mí mágico. Sigue leyendo