La magia del Valle de Viñales

con colegas en el valle de viñales

Aún recuerdo el primer día que mi madre me llevó a ver el Valle de Viñales, tenía 8 años y aquel majestuoso paisaje me impresionó de tal manera que después en mis dibujos intentaba retratarlo hasta en los más mínimos detalles; en mi mente, como una foto, quedaron grabados esos mogotes, las palmeras, las casitas de los campesinos de la zona, el color rojizo de la tierra y las nubes impetuosas que recorrían ese paraíso. Pero lo que más me impactó fue el verde, ese verde diferente que transmite vida, naturaleza virgen, pureza, libertad. Sigue leyendo