Nos hicieron creer

Anuncios

Llegaron los Lobos a Pinar del Río

El regreso de los Lobos después de dejar llorando a los Cocodrilos en Matanzas ha sido impactante. La gente empezó a aglomerarse en las calles por donde iban a pasar en su recorrido y a su llegada la multitud dio rienda suelta a su alegría. Es mejor que vean todo en fotos porque mis palabras jamás se podrán acercar a tanta maravilla.

Con mis amistades esperando al equipo campeón
Con mis amistades esperando al equipo campeón

Sigue leyendo

Una cena de Nochebuena [Cuento. Texto completo.] Guy de Maupassant

No sé exactamente el año. Llevaba todo un mes cazando por aquellos lugares con un brío impetuoso y una alegría salvaje, con ese ardor que se tiene para las pasiones nuevas. Me hallaba en Normandía, en casa de un pariente soltero, Jules de Banneville; y éramos solamente nosotros dos, una doncella, un doméstico y el guarda del castillo señorial. Sigue leyendo

Partió Teresita Fernández

Teresita Fernández nos dejó  muchos legados en sus canciones
Teresita Fernández nos dejó muchos legados en sus canciones

Su vientre fue cruel, nunca germinó la semilla pero su amor por los niños creció hasta el punto de que todos eran sus hijos, a ellos dedicaba su amor, sus canciones, consejos y sonrisas. Sigue leyendo

Los trazos exactos de Mili

Mili pertenece al proyecto Con amor y esperanza
Mili pertenece al proyecto Con amor y esperanza

A Mili se le desborda la ternura, ella no necesita palabras para llegar al corazón de la gente, y en un abrazo impregna todo el amor que es capaz de brindar. Ingenua, con sus movimientos lentos y un rostro de ojitos oblíquos, confiesa con palabras entrecortadas y difíciles de entender que es síndrome de down “por un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21”. Su mamá traduce su jerga pero la verdad es que no hace falta porque esta adolescente tiene la magia de comunicarse con sus gestos. Sigue leyendo

Los avatares de la mudada de mi amiga (Fotos)

La sierra se impone en SumideroMis pocas amistades merecen toda mi atención y cariño, por esa razón en cuanto mi amiga Berta me pidió que la acompañara en su mudada acepté, sin importarme el viaje por una carretera destruida y el camión desvencijado para llegar hacia ese consejo popular llamado Sumidero. Sigue leyendo