Las palmas y mi infancia

finca de las palmas en Río Seco, San Juan y Martínez

Cuando cursaba mis estudios primarios (sépase que han pasado bastantes años jajajajajaja) para ir hasta la escuela debía recorrer una distancia grande, pero entre los juegos con el resto de los niños del barrio y  las travesuras, la distancia se acortaba de una forma increíble.

Sigue leyendo

Ñico, fiel a sus palmas y a su terruño

Ñico, el desmochador de palmas
Ñico, el desmochador de palmas

Ñico, un desmochador del municipio de La Palma me hizo recordar a varios hombres de campo que conocí en la etapa de mi infancia, hombres rudos, fieles a su terruño y con un amor desbordante por las cosas sencillas y por su trabajo. Sigue leyendo

La magia del campo

El olor del campo inunda todo, esa magia es única e irrepetible. Fascina el canto de las aves y desde esa casita el verde de las plantas adquiere una tonalidad diferente. Las palmeras mueven sus penachos  y las lomas invitan a descubrir senderos ocultos para los nuevos transeúntes,  pero  bien conocidos  para quienes conocen cada palmo de esa tierra. Sigue leyendo

Las palmas y la fotografía

nostagiaLas palmas tienen una belleza mágica que irradia con la esbeltez de su largo tronco y con el movimiento de sus penachos ,que parecen  dialogar con las nubes en una conversación sin final. El fotógrafo pinareño Vladimir Torres sabe bien de esta comunicación, quizás por esa razón, con su cámara siempre está listo para captar nuevas imágenes que dignifiquen a la reina de Cuba: la Palma real.

Aqui les dejo sus últimas fotos. Sigue leyendo