Aplastamiento de las gotas

 la lluvia

Yo no sé, mira, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro, qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana; se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya va a caer y no se cae, todavía no se cae. Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes, mientras le crece la barriga; ya es una gotaza que cuelga majestuosa, y de pronto zup, ahí va, plaf, deshecha, nada, una viscosidad en el mármol.
Pero las hay que se suicidan y se entregan enseguida, brotan en el marco y ahí mismo se tiran; me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse. Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós.

Julio Cortázar
Fotos Alejandro Rosales

La grandeza de amar

Mi reto es cada día sonreír a la vida
Mi reto es cada día sonreír a la vida

He vivido y aún espero que me quede bastante por vivir. He amado y espero que aún me quede bastante por amar y ser amada. Encuentro cada día motivaciones para desentrañar metáforas, reír a la vida, comprender que los tropiezos son otra forma de avanzar. Como Benedetti sigo esperando piedritas en mi ventana, porque aún me quedan sueños por realizar, metas por cumplir y mucho que amar. Sigue leyendo

ATA UNA CINTA AMARILLA Poema de Antonio Guerrero

Aquí les dejo el poema que hoy escribió Tony en la prisión, pensando en los cubanos y agradeciendo el apoyo durante estos 15 años de injusto encierro.
Queridos amigos:
Pensando en todo su apoyo, en toda su solidaridad, en todo su amor, en este amanecer de hoy día 5, a una semana de que cumplamos el aniversario 15 de injusta prisión, sumándome a las palabras de René escribí estos sencillos versos, dedicados, con infinito aprecio y eterno agradecimiento, a ustedes.
cintasjpgBajo la lluvia del tiempo,
entre nuestras dos heridas,
por donde viene la luz
ata una cinta amarilla. Sigue leyendo