Río crecido, Pinar del Río bajo lluvia

Anoche desperté a las dos de la madrugada con el sonido de la lluvia. Un viento sutil se colaba por la ventana y tardé en retomar el sueño, quizás se instalaron en mi mente recuerdos que pugnaban por salir a flote. Reviví las crecidas del río en el lugar donde nací, mis travesuras, las noches de desvelo para que no hicieras estragos en la casita de mis padres. Sigue leyendo