La historia de Wendy

Fue como si hubiera cerrado los ojos sólo un instante. Cuando hace más de un año Wendy Iriepa despertó de una cirugía, quiso levantarse como si nada hubiera sucedido, pero una enfermera la empujó suavemente de vuelta a la cama. “¿Ya?”, preguntó ella, y la enfermera le respondió: “sí”. Sigue leyendo