Un tiempo para vivir

Un tiempo para vivir
Un tiempo para vivir

La vida continua, el tiempo pasa irremediablemente, inexorablemente, sin dejarnos oportunidad de pararnos a pensar.

Levántate, recuerda que tienes informes por hacer, planificar el trabajo de la próxima semana, ayudar a mi hija en las actividades de la escuela, debo hacer la limpieza de fin de semana, y muchas más cosas, tengo un listado enorme de cosas, eso si todo hay que hacerlo con dedicación y buena cara pero sin pensar en ti. El caso es que encima, cuando sales del trabajo, te cuesta desconectar.

Regresas preocupada porque debes hacer la comida, compras cuatro cosas que te hacen falta, llegas y la perrita Lucy quiere un paseito después de estar todo el día encerrada, y mi hija quiere que la acompañe a la Feria del Libro, pero me duele la cabeza, es viernes y estoy agotada, solo quiero caer en los brazos de Morfeo.Al final logras quedarte en el  hogar dulce hogar, te apalancas en el sofá a disfrutar pero la tripa te cruje, haz de cenar, cena y recoge todos los regueros.Organiza las camas, todo lo del otro día y llegó la hora de irse a dormir…y mañana, vuelta a empezar.Con lo gratificante que sería tener tiempo libre, para ir a dar un paseo, irte con un libro al parque, visitar a tus amigos, organizar una comida, apuntarse a un curso de danza del vientre, ir al gimnasio, ir a buscar a tu amiga y tomar juntas un helado, o sencillamente ir al teatro con tu hija, en definitiva tiempo para vivir.El tiempo pasa y a veces no lo percibimos con la rutina de un día tras otro. Debo romper las ataduras con tantos formalismos y dedicarme un tiempo, yo también tengo derechos, no todo pueden ser deberes.

5 thoughts on “Un tiempo para vivir

  1. Asi mismo es mi vida aqui..de la casa a la oficina en el hotel, luego a casa de regreso en la noche, el trafico, los accidentes en las autopistas que hacen que un recorrido de 15 min. en condiciones normales de trafico te tome 2 horas en llegar a casa, 2 horas que ya perdiste de descansar en el ” sofa”…luego cuando finalmente llegas a casa, tienes hambre y te olvidaste dejar algo cocinado, sal a conducir por la ciudad a ver que restaurante esta abierto a esa hora de la noche para al final terminar cenando en el mismo lugar de casi siempre: McDonald’s!
    Las mismas hambuerguesas y ensaladas, el te delicioso y frio que te cae en el estomago como un majar de aquellos cocinado por mama en Cuba.
    En fin…regresa a casa, duerme unas horas y vuelve a la misma rutina.
    Pocas veces logro dejar algo cocinado para el proximo dia aunque mi menu diario no siempre sea McDonald’s.
    Asi es nuestra vida toda cuando tenemos obligaciones y cuentas que pagar: la renta, la electricidad, el seguro del auto, la gasolina, el telefono, el laundry, la comida y no olvidar nunca la ayuda mensual para mi familia en Pinar que ven en mi la unica tabla salvadora en estos tiempos dificiles.
    Como crees que me cansaria de trabajar sabiendo que hay muchos que dependen de mi esfuerzo diario para poder comer o vestir, o comprar un jabon para la ducha o las medicinas que muchas veces no se encuentran en las farmacias nacionales y hay que comprarlas por CUC?
    Nunca dejare de trabajar, aunque este muriendo de cansancio porque se que con mi trabajo yo y muchos a mi alrededor logran sino todos, al menos parte de sus sueños a diario.
    Asi soy yo.

  2. Eres una mujer con muchas ansias y con bella alma. Percibo que no priorizas tu acompañamiento espiritual. Eres integra desde que eras estudiante depedagógico. ¿O me equivoco?

    • gracias Pepe, esos años en el pedagógico me formaron como un mejor ser humano y en ese lugar conservo los más bellos recuerdos. Gracias por entrar a mi blog, no pierda la costumbre. Salud y suerte.

  3. Precisamente es lo que debemos conseguir: pararnos a pensar cada cierto tiempo. Preguntarse porqué uno/a hace lo que hace. Preguntarse si uno/a eligió, o no, hacer lo que hace.

    Esta vida consigue impregnar todo de urgencia, hasta el punto de que la urgencia nos atropella. Saltamos sin pausa de una tarea a otra por eso, porque son urgentes, importantes … Pero a veces lo que es urgente nos impide distinguir aquello que es esencial. Y al final lo que de verdad es esencial para nuestro ser queda siempre relegado por lo que era urgente. ¡Pero es que hay tantas cosas urgentes que necesitaríamos varias vidas para abordarlas todas!

    Es difícil aprender a parar, a decir ¡hasta aquí!, a decir no; cada vez que algo o alguien se queda sin nuestra atención, nos sentimos culpables, Pero ¿y nosotros/as mismos/as? ¿Porqué no nos sentimos culpables de desatendernos?

    En fin, que la vida es un curso muy difícil en el que cada vez que aprobamos una asignatura nos damos cuenta de que crecimos un poco.

    • Yo creo q lo importante es no perder la ternura, el poder de asombrase, de encontrar la maravilla hasta en los pequeños detalles. Gracias por su mensaje amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s