Juana ilumina la noche

No sé su nombre verdadero pero todos le gritan Juana, él acude para complacer a niños y adultos. Mueve las caderas lo mismo al ritmo del reguetón que de la contagiosa música cubana. Se acerca a las gradas, se deja tomar fotos, saluda, complace peticiones y parece ser incansable durante toda la noche. Sigue leyendo

Anuncios